Venezuela
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Uno de los detenidos se declaró culpable por la muerte de 53 migrantes sofocados en un tráiler en Texas

Los agentes del orden trabajan en la escena donde se encontraron personas muertas dentro de un camión de remolque en San Antonio, Texas, EE. UU. 27 de junio de 2022. Foto REUTERS/Kaylee Greenlee Beal | Foto: REUTERS

Este miércoles 27 de septiembre, las autoridades de Estados Unidos informaron sobre los avances en los procesos judiciales contra seis hombres acusados de la tragedia en la que 53 migrantes que fallecieron el año anterior dentro de un sofocante contenedor de un tractocamión intentando cumplir el “sueño americano”.

Por Semana 

Así entonces, Christian Martínez, de 29 años, uno de los seis hombres acusados en Texas, se declaró culpable por su participación en la peor tragedia ocurrida en un intento de tráfico de personas desde México en la historia del país, según informaron fiscales federales este miércoles.

Martínez representa la primera condena para el gobierno federal en el caso de la tragedia en San Antonio, cuando en junio de 2022 se localizó el camión en un camino remoto. Entre los fallecidos había ocho niños que viajaban dentro del contenedor bajo el sofocante calor de Texas y sin aire acondicionado.

El señalado se declaró culpable de cuatro cargos relacionados con el contrabando de personas y enfrenta la posibilidad de pasar el resto de su vida en prisión. Según registros de la corte, su audiencia de sentencia está programada para el 4 de enero. David Shearer, abogado de Martínez, se negó a comentar tras la audiencia.

Los fiscales dijeron que Martínez, residente de los suburbios de Houston, llevó al conductor del tractocamión a San Antonio para recoger el vehículo antes de que se dirigiera a la ciudad fronteriza de Laredo.

Una vez allí, Homero Zamorano Jr. supuestamente subió a los migrantes al vehículo y regresó hacia el norte, mientras que Martínez y otros cuatro hombres intercambiaban mensajes para informar sobre el progreso del traslado.

Zamorano y los otros acusados siguen a la espera de juicio. Zamorano ya se ha declarado inocente.

Un acta acusatoria desprecintada en junio asegura que los hombres trabajaban en operaciones de tráfico de personas en Guatemala, Honduras y México. Supuestamente compartían rutas, guías, casas de seguridad, vehículos y contenedores, algunos de los cuales eran almacenados en un estacionamiento privado en San Antonio.

Lea más en Semana