Venezuela
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Los aspirantes republicanos luchan por disminuir la ventaja de Trump en el segundo debate

Cortesía

Con cuatro imputaciones a cuestas y una ficha policial histórica, Donald Trump no ha hecho más que alargar su distancia rumbo a la candidatura republicana en 2024. El polémico expresidente planea saltarse nuevamente el segundo debate entre los aspirantes a la nominación, que se llevará a cabo la tarde de este miércoles en la Biblioteca Ronald Reagan, de California. El gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien ocupa un lejano segundo lugar en los sondeos, intentará frenar su desplome en un escenario que se mantiene abarrotado con siete políticos que luchan por restar algunos de los más de 40 puntos que Trump aventaja.

Por El País

El encuentro de esta tarde, 18.00 del Pacífico estadounidense, ha perdido a un candidato. Asa Hutchinson, exgobernador de Arkansas, quien estuvo en el debate de agosto en Milwaukee, no cumplió con los requisitos necesarios para repetir. El comité nacional del partido elevó la barrera en un esfuerzo por reducir el número de contendientes. Para aparecer en el escenario de Simi Valley, una ciudad a 65 kilómetros al noroeste de Los Ángeles, es necesario tener al menos un 3% en dos encuestas nacionales y haber recibido dinero de 50.000 donadores repartidos en 20 estados, por lo menos.

Donald Trump supera con creces estas dos condiciones, pero se ha negado a avalar la tercera: que los candidatos perdedores respalden al triunfador de las primarias. Por esto, el exmandatario no figura como invitado por la organización. Ni falta le hace. El expresidente domina con tal holgura a sus rivales que en las encuestas entre los republicanos locales supera el 50% de las preferencias. Las campañas de sus rivales más cercanos han preferido invertir en otros Estados donde la competencia es más reñida. Trump visitará el viernes la ciudad de Anaheim, al sureste de Los Ángeles, para un evento de recaudación de fondos.

Los que sí han superado el corte para estar este miércoles en el escenario son el exvicepresidente Mike Pence; el gobernador DeSantis; la exembajadora de Trump en Naciones Unidas, Nikki Haley, el senador de Carolina del Sur Tim Scott; el exgobernador de Nueva Jersey Chris Christie; el gobernador de Dakota del Norte, Doug Burgum y el empresario Vivek Ramaswamy, quien robó protagonismo al mandatario de Florida y se convirtió en la figura principal del primer debate.

La cita en California será una nueva oportunidad para que los políticos recorten distancias con Trump. En lugar de hacer una ronda de sombra con sus contrincantes, el expresidente estará en Detroit con los obreros de la industria automotriz que están en huelga. En el primer debate, el expresidente sacaba, en promedio, unos 35 puntos de ventaja a DeSantis. El margen ha crecido a 40. En el sondeo de la cadena NBC, el gobernador de Florida ha perdido seis puntos en tres meses (16% en septiembre), mientras que Nikki Haley ha pasado de 4% a 7% en el mismo periodo. Una encuesta de la semana pasada elaborada por Fox Business, los organizadores del debate, colocan a Trump con 46%, DeSantis con 15%; Haley con 11% y Ramaswamy con 7%. El Washington Post y ABC sitúan al empresario de origen indio de 38 años en apenas 3%.

Lea más en El País