Venezuela
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Líder de una secta en Filipinas acusado de matrimonios forzosos y abuso sexual a niños

PROTEGIENDO A SU LÍDER. En estas capturas de pantalla del reportaje televisivo, se ve a Jey Rence Quilario o “Señor Agila” de Socorro Bayanihan Services Inc. (SBSI) llorando mientras miembros del grupo gritan su desaprobación ante la citación del Departamento de Justicia y el Senado para sus líderes. asistir a audiencias en Manila en lugar de en su enclave en Surigao del Norte. Foto: manilastandard.net

Las autoridades filipinas investigan los supuestos abusos sexuales a menores, los matrimonios forzosos y la implicación en el narcotráfico de una secta cuyo líder se proclama como el nuevo mesías y que tiene al menos 3.500 seguidores -incluidos más de 1.500 menores– en una isla del sur del archipiélago.

La pequeña isla de Socorro, en la región de Mindanao, es estos días un hervidero por la oposición de los fieles del grupo Socorro Bayanihan Services Incorportated a la investigación que comienza el jueves en el Senado de Manila y que ha llevado a la alcaldesa de la localidad de 25.000 habitantes a pedir refuerzos policiales.

Riza Rafonselle pidió el despliegue de más policías por “la amenaza real y el inminente peligro de violencia” después de que cientos de fieles de la secta, que tiene sus propios agentes armados, se manifestaran el lunes contra las investigaciones y contra las acusaciones que han ido apareciendo en los medios en los últimos días.

Quien dio la voz de alarma fue la senadora Risa Hontiveros, en un discurso en la Cámara Alta filipina el pasado 18 de septiembre, en que acusó a esta organización de tener secuestrados a los menores en una zona montañosa de la isla vigilada por algunos de sus miembros armados.

“Esta es una historia desgarradora de violación, violencia sexual, abuso a niños, matrimonios forzosos contra menores por una secta. (…) Esta secta está armada y es peligrosa“, advirtió la senadora Risa Hontiveros en un discurso en la Cámara Alta el pasado 18 de septiembre.

La noticia de la situación llevó a Save the Children a intervenir el viernes para proteger a los jóvenes. | Foto: Daily Mail

En su alocución, Hontiveros explicó que la fuga de al menos ocho menores en las últimas semanas permitió conocer la gravedad de los hechos y reprodujo los testimonios de dos de las niñas rescatadas.

Una de ellas, Chloe (nombre falso), de 15 años, relataba que el líder de la secta, Jey Rence B Quilario, la forzó a casarse con un hombre de 21 años cuando ella tenía 13 años y la obligaba a encerrarse con su esposo en una habitación para que mantuvieran relaciones sexuales.

Quilario, conocido como el mesías, le dijo al marido que tenía derecho a forzar a su esposa a mantener relaciones sexuales, mientras que los padres de la pequeña desoyeron sus peticiones de ayuda porque debían seguir la voluntad del líder.

Hontiveros acusó a Quilario de “violar y dañar” a los menores y mostró el testimonio de otro niño que dijo haber visto parte del arsenal del que disponen, incluidas armas de asalto.

La secta era al principio un grupo que prestaba ayuda a la comunidad, pero cambió en 2017 cuando Quilario, apoyado por el antiguo alcalde Mamerto Galanida, se puso al frente y se autoproclamó como el nuevo mesías que salvaría a todo aquel que le siguiera.

Jey Rence B. Quilario fue acusado esta semana de encabezar una secta apocalíptica donde “se perpetraban violaciones, violencia sexual, abuso infantil y matrimonios forzados contra menores”. | Foto: Daily Mail

El apoyo a la secta se disparó en 2019, cuando un fuerte terremoto sacudió la región y Quilario exhortó a la población a seguirle a la montaña donde se había establecido, bajo la amenaza de ir al infierno si no lo hacían.

Según Hontiveros, miles de personas le siguieron, hubo dimisiones masivas de maestros de escuela que dejaron su trabajo por seguir al líder a su montaña, al abrigo de miradas ajenas que pudieran contar las barbaries que allí se perpetraban.

Además de esa serie de abusos, la senadora acusó a los dirigentes de la secta de enriquecerse engañando a sus seguidores para que les dieran una parte sustancial de sus escasos ingresos: el 50 por ciento de los subsidios gubernamentales a los más necesitados y de las pensiones de los ancianos, además de las ayudas durante la pandemia y un tifón.

Sin embargo, la senadora señaló que la mayor fuente de financiación es el narcotráfico, y la secta se habría creado a modo de escudo para proteger los negocios ilícitos de sus dirigentes.

EFE