Venezuela
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Cómo es Shogo, el pequeño auto eléctrico que hace sonreír a los niños hospitalizados

El Shogo parece un auto de juguete a batería y aunque tiene todo el equipamiento médico indispensable, cumple exactamente con esa función de aliviar momentos estresantes para un chico hospitalizado

Cuando el mundo tuvo que convivir con la pandemia, una de las grandes preocupaciones de los padres, médicos y psicólogos era saber cómo procesaban los chicos esta estresante situación de encierro y temor que se percibía de parte de los adultos. Dependiendo la edad, algunos no podían verbalizarlo, pero otros, aun pudiendo hacerlo por ser más grandes, tenían grandes dificultades para expresar los fantasmas que tenían en sus inocentes mentes.

Por infobae.com

Los ingenieros de Honda Performance Development (HPD), los mismos que se dedican a los autos de competición y de alto rendimiento de la marca japonesa en el mercado norteamericano, entendieron que algo similar podía ocurrir con los niños que debían atravesar determinado lapso de tiempo internados en un hospital para hacer tratamientos que su estado de salud necesitara.

Así, hace dos años desarrollaron un concepto de automóvil eléctrico en formato de prototipo, para estudiar qué efecto podía causar si era un medio de traslado interno en los centros de salud para pacientes de entre 4 y 9 años de edad.}

El vehículo se llama Shogo, una palabra que para los japoneses significa “volar hacia el futuro”, se propulsa por un motor eléctrico y una batería de litio, que permiten que funcione a una velocidad que va desde una milla a cinco, dependiendo de la edad del conductor. No tiene pedales, sino dos botones en el volante, uno de Start y uno de Stop, de modo de resultar sencillo para ser conducido por niños con alguna deficiencia motriz en los miembros inferiores.

Además de una bocina con sonidos divertidos para los pequeños, tiene también un cajón para guardar juguetes en la parte delantera y un soporte para una patente personalizable, que permita a los chicos darle su toque personal al vehículo al usarlo.

También tiene un manillar trasero que permite a las enfermeras o familiares empujar el vehículo si el niño no quiere o no puede conducirlo. En ese manillar, también se puede colocar un recipiente con suero para que los pacientes puedan trasladarse y distraerse conduciendo por los pasillos de un hospital sin perder su conexión a la nutrición y medicación, además del equipamiento electrónico de monitoreo que pueda ser necesario.

Un primer modelo fue probado bajo el nombre de Project Courage en el Hospital Infantil del Condado de Orange, en California, a finales de 2021. Los excelentes resultados que se lograron con los chicos que lo utilizaron generó que se construyeran otros dos prototipos, ya bajo el nombre de Shogo. Estas fueron enviadas a los hospitales Akron’s Children de Ohio y Riley Hospital for Children de Indianápolis. Ahora se ha decidido ampliar el programa para darle cobertura nacional.

Para leer la nota completa pulse Aquí