Venezuela
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Cinco claves del proyecto político de María Corina Machado

Privatizar empresas públicas, poner orden económico y solicitar financiamiento internacional: María Corina Machado promete “enterrar” el socialismo y transitar hacia una república liberal si llega al poder en Venezuela.

Por Nicole Kolster  / vozdeamerica.com

Aparece favorita en las encuestas para enfrentar, como candidata única de la oposición, al presidente Nicolás Maduro en 2024. Pero antes deberá sortear obstáculos, comenzando por lograr concretar la inscripción de una candidatura pues está inhabilitada para ejercer cargos públicos.

Machado, de 55 años, sostuvo el martes pasado un conversatorio con la Asociación de la Prensa Extranjera en Venezuela (APEX), donde compartió parte de su programa político en caso de llegar al poder en 2024.

Estado liberal

Machado explica que su plan se centrará en la “gobernabilidad democrática”, en condiciones muy complicadas; “con un país devastado y con todas sus instituciones en crisis”.

“Tenemos todas (las crisis); de gobernabilidad, financiera, económica, de servicios, humanitarias, de seguridad (…) Al lograr la liberalización del país las demandas reprimidas se van a exacerbar y con una capacidades estatales muy reducidas”. Y dice: “la gente va a querer resultados inmediatos”.

Los tres ejes que asegura la acompañaran serán “sostenibilidad, estabilidad e institucionalidad”. Y “el elemento aglutinador será la confianza. Tenemos que lograr confianza”.

Entonces, “lo primero es entender que recibiremos un país arruinado después de años de socialismo y destrucción”.

“Orden” en la economía

Machado tiene un plan que denomina la “Estabilización Expansiva de la Economía” con el que pretende impulsar “un crecimiento económico de altísimo nivel por mucho tiempo”, a través de inversiones para servicios del sector público y un programa extenso de privatización.

Primero dice que tendrá que “poner orden” a nivel macroeconómico. Y “eso va requerir incluso levantar información porque ni las reservas son confiables hoy en día, en términos de las cifras que publica el régimen”.

“Hay que lograr que el crecimiento económico se traduzca en empleo productivo bien remunerado, en el aumento de la clase media y una sensación de bienestar”.

FMI, BID y reestructuración de deuda pública

Machado señaló que acudirá a organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en busca de financiamientos para inversiones en el sector público de salud y educación, entre otros.

“No solo por allí podremos conseguir el financiamiento en una primera etapa, eso nos va a permitir proceder a un proceso de reestructuración de la deuda (…) No creo que sea factible ir a un proceso de reestructuración de la deuda si primero no tenemos el acuerdo con el Fondo”.

Petróleos de Venezuela, PDVSA

Apuesta por la privatización “ordenada” de la industria petrolera con la reforma de una ley de hidrocarburos.

“Con la propia ley que teníamos a principios de este de este siglo, podemos ir un proceso de privatización ordenada, acabar con los monopolios”.

Según explica Machado, “en términos de lo que es la infraestructura propia de PDVSA no es mucho lo que vale (…), pero las reservas sí y los mercados que podemos desarrollar también”.

Y “Venezuela tiene una posición en términos de nuestro perfil de crudos que es un match perfecto con el sistema de refinación de Estados Unidos. Eso no lo tiene ningún otro país y ahí hay una alianza estratégica”.

Machado habló de “operaciones de PDVSA que son muy oscuras, que habrá que irlas aclarando progresivamente, pero hay una enorme oportunidad en muchos sectores, por ejemplo en el sector de gas, que es el combustible de la transición, que hoy en día todos sabemos que Venezuela tiene la principal reserva en Sudamérica del centro y Sudamérica y que tenemos muchos vecinos que además tienen escasez de gas”.

“Llevar gas por tuberías a pueblos y ciudades de Venezuela. Eso genera muchísimo empleo, una inversión gigantesca y obviamente se traduce en un beneficio inmediato en términos de calidad de vida”.

Reducción del Estado y otras privatizaciones

Apuesta por reducir la carga pública y racionalizar el tamaño del Estado, que explica no puede ser tan voluminoso porque “no hay como pagarlo”.

“PDVSA o el Estado tiene más de 160 empresas vinculadas al sector hidrocarburos nada más. Imagínense todo lo que hay que cortar a los efectos de bajar la carga fiscal en el presupuesto del Estado y poder invertir en lo que es fundamental salud, educación, infraestructura, seguridad y justicia”.

Insiste que, “en la medida que podamos tener una economía privada que empiece a generar oportunidades con sueldos mucho más atractivos, va a haber una migración natural hacia el empleo privado”.

Su mirada está en convertir a Venezuela en el “Hub Energético de las Américas”, “en un periodo relativamente corto”, pero para ello contempla un proceso “amplio, masivo, transparente” de privatizaciones .

Venezuela ya impulsó un plan de privatizaciones en el pasado, durante el gobierno del expresidente Carlos Andrés Pérez (1989-1993), que fue revertido con la llegada al poder de Hugo Chávez, quien además multiplicó la nómina pública.