Peru
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

5 claves por las que Condori es un peligro para la vacunación

«La vacuna es lo mejor, señores», decía extasiado el Dr. Agüita, Hernán Condori en su primera entrevista como ministro. Y sí, la vacuna es lo mejor, pero Condori es el peor para distribuirla. El proceso de vacunación en sus manos corre peligro, y hay varias claves que lo demuestran.

1. Caída de vacunación

El avance de la inmunización ha caído juuusto desde que Condori llegó como la cuota de Cerrón al Ministerio de Salud. El  exvoluntario de OpenCovid, Juan Carbajal, tomó la data del Minsa y descubrió que desde febrero hasta ahora hay una reducción de aproximadamente el 55% en el ritmo de vacunación.

Lo más rochoso es que hace 48 horas, el Dr. Agüita negaba así la evidente caída de la vacunación:

«La vacunación no ha bajado. No ha bajado. En absoluto, en absoluto, señor».

2. Su mortal excusa

Para justificar el fracaso de la vacunación ha culpado a la gente y ha dejado una frase para la histrollia:

«Es muy fácil vacunar cuando había cantidad de fallecidos y la gente acudía, incluso las vacunas eran 24 hora y hacían colas; hoy día como no ven, es ya un poquito de nuestra parte como ciudadanos». 

3. Descabezamiento del Minsa

Las cabezas de la vacunación fugaron por su culpa: apenas conocieron el curriculum de Condori, la jefa de inmunizaciones y el Equipo Consultivo de Alto Nivel dejaron el Minsa. Con lo que contó la exjefa ya se olía lo mal que le iría a la vacunación:

«En realidad hay desorden. No estamos teniendo reuniones orgánicas donde se pueda revisar la parte técnica y epidemiológica. Y sobre el trabajo de la Dirección de Inmunizaciones, nosotros dejamos de ser tomados en cuenta…».

4. Vencimiento de vacunas

Los exministros Óscar Ugarte y Zevallos han contado que hay millones de vacunas por vencer:

«A fines de febrero se han vencido un poco más un millón de dosis de vacunas de AstraZeneca (…). Ahora a fines de marzo, se vecen más de 2 millones de vacunas AstraZeneca que no se están aplicando y que las vamos a perder».

Condori le ha echado el pato a los exministros. ¿Qué hicieron ellos ante la existencia de vacunas que estaban por vencer? La respuesta se la dio Óscar Ugarte: «¿Qué hacíamos? Vacunábamos».

5. No asume su responsabilidad

El ministro culpa a la gente por la baja vacunación (dice que él hace su trabajo, pero que la gente no va a vacunarse), culpa a los exministros por el vencimiento de vacunas (dice que las compraron con fechas cercanas al vencimiento), pero nunca asume su responsabilidad. Si es incapaz de identificar el problema, ¿podrá resolverlo?

Regálanos tu laik en nuestros canales