Panama
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

Condena a Policía a pagar $332 mil por muerte de pescador

El fallo ordena a la Policía gestionar tratamientos psicológicos, psiquiátricos, sociales y cualquier otro necesario, para la "completa rehabilitación" de los familiares del occiso.

La Policía Nacional de Panamá (PN) fue sentencia a pagar 332.000 dólares (302.000 euros) a los familiares de uno de dos hermanos pescadores que en 2009 murieron al ser confundidos con narcotraficantes en un operativo policial, informaron fuentes judiciales y medios locales.

La sentencia, emitida por la Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo y Laboral de la Corte Suprema de Justicia el 26 de julio de 2023, condena al Estado, por conducto de la PN, a pagar esta suma como indemnización por los daños y perjuicios, materiales y morales que sufrieron por la muerte del pescador Rigoberto Pérez Rivera.

LEE TAMBIÉN: LAS ULTIMAS NOTICIAS AQUÍ 

El fallo ordena a la Policía gestionar tratamientos psicológicos, psiquiátricos, sociales y cualquier otro necesario, para la "completa rehabilitación" de los familiares del occiso.

También pide a la PN que ejecute un plan de instrucción para todos sus funcionarios sobre el uso de la fuerza letal, sus consecuencias, responsabilidades y sanciones, señala un edicto judicial que comunica la sentencia a las partes.

El tribunal igualmente recomienda presentar "disculpas públicas" a los familiares del pescador Rigoberto Pérez Rivera por el delito de homicidio culposo del que fue víctima el 19 de mayo de 2009.

Por esto hecho, en junio de 2019 fue condenado a  8 años y 4 meses de cárcel el sargento segundo de la PN, Héctor Vionel López Frías, uno de seis agentes vinculados con el incidente, según versiones de prensa local.

La sentencia condenatoria contra López Frías fue dictada por el Juzgado Décimo Séptimo de Circuito Penal, a cargo de la jueza Lorena Martina Hernández.

En esa ocasión, Víctor Orobio, abogado de las víctimas, dijo a EFE que además del sentenciado, había otros policías que también serían juzgados por este caso, pese a que, según recordó, en 2010 fueron beneficiados por un indulto.

Los hechos se dieron el 19 de mayo de 2009 en Playa Leona en el distrito de La Chorrera, cuando los 5 ocupantes de una embarcación, todos parientes dedicados a la pesca artesanal, fueron interceptados por una lancha de la Policía durante una acción antidrogas por esa zona.

En la audiencia, celebrada en 2018, entre los testigos se presentó uno de los sobrevivientes, quien señaló que unas lanchas rápidas con agentes de la PN los sorprendieron con disparos, que impactó a dos de sus primos, quienes murieron en el lugar, informó en su momento el Órgano Judicial (OJ).

Los que murieron en el incidente fueron los hermanos Rigoberto y Dagoberto Pérez Rivera. Orobio también presentó una demanda de indemnización por la muerte de Dagoberto, que está en trámite según la prensa local.

De acuerdo con el testigo, las agentes iban en busca de drogas y armas de fuego, sin embargo, en esa embarcación mantenían 800 libras de camarones y las herramientas que utilizaban para la pesca y para sobrevivir en alta mar.

En tal sentido, la Sala Tercera de la Corte Suprema estipula que en las disculpas publicas a los familiares de Rigoberto Pérez Rivera se debe acotar que para la fecha en que se registró el hecho, los tripulantes de la embarcación, llamada Niña Evi, "no transportaban droga, ni armas de alto calibre, por lo que no se encontraban vinculados a la comisión de delito alguno". 

generar archivo de audio: