Panama
This article was added by the user . TheWorldNews is not responsible for the content of the platform.

¡Bomba y plena en en la cárcel! Autoridades investigan

Un video en el que se observa a privados de libertad disfrutando de una fiesta con luces de bengala, guaro, comida y música como celebración del cumpleaños de un reo fue el detonante de traslados en el penal.

La Dirección General del Sistema Penitenciario anunció el traslado de un grupo de privados de libertad deel Centro Penitenciario Nueva Esperanza, ubicado en la provincia de Colón, luego de divulgarse videos en los que se observa a un grupo de reos disfrutando de una fiesta dentro del penal,.

"La decisión de trasladar a estos reclusos se tomó después de una rigurosa junta disciplinaria y una exhaustiva investigación sobre actividades no autorizadas dentro del penal", indica un comunicado de la DGSP.

En la nota se indica que las investigaciones continúan para identificar a otros reclusos que también participaron en las actividades no autorizadas, y se aplicarán las sanciones y traslados necesarios conforme se determine.

También se informó que el Departamento de Inspectoría realiza una nvestigación interna para esclarecer si algunos funcionarios estuvieron involucrados en estos incidentes.

Este no es el primer caso de irregularidades en una cárcel del país. En 2018, se reportó una situación similar en el Centro Penitenciario La Nueva Joya, donde se descubrió una red de celebraciones y homenajes ilegales.

Los eventos incluían el ingreso de artículos prohibidos, y la organización de las fiestas estaba bajo su tutela. Los custodios seleccionaban a los invitados y cobraban por la asistencia, generando un lucrativo negocio dentro de las rejas.

En estas fiestas clandestinas, las excentricidades eran comunes para mostrar jerarquía, y se observaba la presencia de elementos peligrosos como bengalas y sonido de disparos. Además, los custodios amigos de los cumpleañeros o homenajeados participaban activamente en la celebración, consumiendo lo mismo que los invitados.

Las denuncias también revelaron que los custodios administrativos llevaban a cabo requisas falsas para despojar a los privados de sus pertenencias, que posteriormente, supuestamente, revendían a otros reclusos.

En ese entonces,  las autoridades de la Dirección General del Centro Penitenciario eran conscientes de estas irregularidades, ya que aparentemente algunos custodios cobraban a los privados para permitirles participar en estas actividades prohibidas.

generar archivo de audio: